3.-SALIDA PUENTE CONSTITUCION E INMACULADA – 3, 4, 5, 6, 7, 8 DE DICIEMBRE POR TIERRAS DE SORIA

Nueva salida del Club por tierras de Soria aprovechando el Puente de la Constitución e Inmaculada, que como se ve es largo en días y festivos. Hemos sido pocos los socios que hemos realizado esta salida, ocho autocaravanas con un total 16 adultos, quizás por el temor a las previsiones metereológicas, o también por ser una ruta larga, entendemos que para los que trabajan todavía son muchos los kilómetros desde Andalucía a tierras de Soria. Comentar que no ha sido tan fiero el león como lo pintaban, me refiero al tiempo que se vaticinaba, mucha nieve, lluvia y frio, pues la verdad es que nieve no hemos visto, solamente al paso por alguna carretera, lluvia muy poca, pero eso sí, frio todo el del mundo, pero bien abrigado no ha sido problema alguno para los socios que hemos hecho la ruta. Viernes día 3.- Salida desde los lugares de origen, algunos salieron el día anterior, la previsión era parar a comer en las Virtudes, solamente lo hicimos los que salimos desde Málaga, con llegada a Valdepeñas en el punto de reunión y pernocta que se indicó. Una vez en Valdepeñas, visita al “chino” y vuelta como es costumbre por la localidad, con parada obligada en Casa Gavilla, en esta ocasión en la terraza de fuera y como habitual el trato excelente, el servicio bueno y las tapas y tostas para disfrutar de ellas. Después de unos pocos vinos y cervezas, abrigaditos y de la manita, camino del punto de pernocta, bastante frio, pero hubo algunos que siguieron en la Bolera tomándose unas cubatitas. A dormir. Sábado día 4.- Desayuno en el lugar, cargar de gas-oil y partimos dirección Medinaceli, nuestro segundo punto de pernocta. La carretera muy tranquila y el paso por Madrid sin problemas. Llegamos a Medinaceli al mediodía con frio, la idea era comer de lo nuestro en el exterior, pero algunos prefirieron hacerlo en la auto, pero los más valientes improvisaron un “tapeito”, pusimos una mesa y de pie fuimos sacando platos de tapas y chacinas, que acompañados con vino, pasamos del frio al calorcito. Una buena siesta y desafiando al tiempo, dimos una vuelta por el lugar, no había un alma por las calles, buscamos y encontramos un sitio “El Rincón de la Villa”, allí nos refugiamos y su dueño Manín, amable y servicial en todo momento, nos deleitó con sus vinos y tapas, volveremos. Salimos de allí y como en Valdepeñas muy bien abrigaditos nos fuimos a dormir a nuestras casa con ruedas. Domingo día 5.- Desayuno en el lugar y para nuestro gozo empezó a caer nieve, pero duró poco, lo justo para hacer una foto como recuerdo, en el Area de Autos, llenamos y vaciamos para ir con tranquilidad hasta nuestro siguiente punto de destino, que sería Morón de Almazán, aparcamos en la zona prevista, después de una pequeña subida llegamos a la plaza de la localidad, con bastante aire que aumentaba el frio que hacía, una de las más hermosas y desconocidas de Castilla, en la misma podemos encontrar la Casa Consistorial, el Palacio Renacentista de los Hurtado de Mendoza, la Iglesia de Nª Sra. de la Asunción y el Museo Provincial del Traje Soriano, visitamos la Iglesia y el Museo de Trajes. Como puede una localidad con apenas 200 habitantes tener tanto Patrimonio Cultural y Monumental. Dejamos Morón de Almazán y de nuevo en ruta llegamos a Almazán, llegada antes de la hora de comer, aparcamos y nos dirigimos callejeando a la Plaza Mayor, enorme plaza, castellana por excelencia, donde encontramos el Palacio de Altamira, la Iglesia de San Miguel, que visitamos, románica del siglo XII. Buscamos donde poder comer y lo hacemos en el Hostal que hay en la plaza, era lo que había más cercano, menú no para echar cohetes, justito, la comida fría, hay que aguantar con lo que sea. Después de vuelta a las autos paramos a comprar las famosas yemas de Almazán y a continuar con nuestro viaje. La siguiente parada sería Berlanga de Duero, pero ya media tarde, la tarde amenazaba lluvia, así que optamos con ir directamente a Burdo de Osma y dejar la visita a Berlanga para por la mañana. Llegada a Burgo de Osma casi oscureciendo, aparcamos en el lugar elegido, y sin pausa nos vamos a pasear por las calles de la localidad, que ya conocemos de otras veces que hemos venido, caía una lluvia fina que con la humedad que hacía, producía una sensación de frio, poca gente en las calles aunque un poco más tarde ya se empezaron a ver en los bares y cafeterías, lo mismo que hicimos nosotros, antes de que se llenara nos acomodamos en uno de ellos, tapeo con cervezas y vinos y con Malena, servicial y amable que nos trató de maravilla. Vuelta a las autos y a dormir. Lunes día 6.- Desayuno y como acordamos ayer, vuelta para atrás para visitar la localidad de Berlanga de Duero, ciudad que data de la Edad Media, y que fue declarada Conjunto Histórico Artístico. Es una ciudad con Castillo y Muralla desde el que se domina toda la población, Plaza Mayor, Plaza del Mercado desde la que se accede al Castilla y se encuentra la Estatua de Fray Tomás de Berlanga, Palacio de los Marqueses de Berlanga y destacamos la Colegiata de Sta Mª. Del Mercado que visitamos. Al igual que otras localidades visitadas, tiene un Patrimonio Cultural y Monumental que nos asombra y del que disfrutamos. Siguiendo la ruta prevista nos dirigimos desde Berlanga por carreteras estrechas pero con un buen piso y solitarias a la localidad de Calatañazor, pero nuestro gozo en un pozo, no pudimos aparcar ni hacer una simple parada, toda la carretera de acceso a la villa estaba completamente abarrotada de coches, sin posibilidad, ni tan siquiera de dar la vuelta, así que pusimos el GPS y nos daba salida hacia Vinuesa por carretera de interior, que en algunas ocasiones tenía nieve en el arcén, pero muy bonita, boscosa y buen piso. Llegada a Vinuesa nuestro punto de destino este día, aparcamos en el Area de Autocaravanas, muy buena, cerca del casco histórico y con unas vistas de la Iglesia y de mismo pueblo, pero solamente tenía en el Area servicios para vaciado, el agua estaba cortada por temor a que se helase el agua y pudieran tener problemas en el servicio de aguas municipal. Cuando llegamos era hora de comer, pero todo estaba lleno y no había posibilidad de comer en ningún restaurante, así que optamos en comer cada uno en su casa. Después de comer y de descansar, nos dimos un paseo por el pueblo, nadie en sus calles, empedradas y estrechas, con subidas y bajadas, estuvimos viendo por fuera el Palacio de D. Pedro de Neyla, Palacio de los Marqueses de Vinuesa, Iglesia Nª. Sra. del Pino, la calle Luenga solitaria. Dando vueltas encontramos una carnicería abierta y allí se compró cochinillo, cordero, chacina, buen precio y buena calidad. A la vuelta para la casa paramos en un mesón cerca del Area, allí nos tomamos unas cervezas con las pocas tapas que tenían en la barra, la cocina estaría cerrada hasta las 20,30 horas. Por ello desistimos de estar allí, hacía frio y estábamos en la terraza, bajo un avance pero no se apetecía esperar. A las autos y a dormir, el frio era intenso y amenazaba nevada o lluvia. Martes día 7.-Desayuno en el lugar, tuvimos reunión para decidir lo que se hacía, ya que el tiempo se estaba poniendo feo, y nuestro destino era Soria y Yanguas en el norte, decidimos ir a Soria ya que algunos tenían que cargar GLP y llenar de agua, partimos hacía Soria, Area de Autocaravanas de supermercado Lecler, de pago 2 euros, se aprovechó para hacer algunas compras. Nos dejó Manolo y Laly, se fueron para Fuensaldaña a visitar a su hijo y nietos y nosotros no nos quedamos tampoco en Soria, directamente carretera con la idea de llegar a Agreda a la hora de comer. Llegada a Agreda, Area de Autocaravanas, Parque de la Dehesa, muy bonita pero es un Area de primavera/verano, cuando llegamos hacía un viento frio que pelaba, dejamos las autos aparcadas y recorrimos casi dos kilómetros hasta llegar a las primeras casa de la localidad, preguntamos por un sitio donde poder comer y nos indicaron el Hostal Doña Juana, pues allí nos vamos, buen servicio, buen menú, trato agradable, se puede recomendar. Antes de comer el Presi vio un aparcamiento junto a la entrada del Parque de la Dehesa, calle Estudios porque estaba el Instituto, llamamos a la Policía Local, le explicamos el caso de lo alejado del pueblo del Area, de lo solitario que estaba, no hubo problemas para que nos permitieran aparcar en el lugar, así que después de comer, fuimos a las autos, llenamos de agua en el Area y nos fuimos al aparcamiento. Nos acomodamos y un poco de descanso para después visitar el pueblo. Ya desde el nuevo aparcamiento con un paseíto estábamos en la Plaza Mayor, con su Ayuntamiento iluminado, visitamos la Basílica de los Milagros que está en la misma plaza, Iglesia Nº Sra. de la Peña, que fue restaurada hace años y que está muy deteriorada, paseando por sus calles vemos varios palacios y torreones y casa blasonadas con su escudo en la fachada. Empezó a caer una pequeña llovizna y nos refugiamos en un bar de la Plaza Mayor, los dos que había estaban llenos de vecinos, nos acomodamos en unas mesas, Enrique y Paqui se quedaron fuera, pero no pudieron aguantar el frio y se marcharon para las autos, nosotros después de tomarnos unas cervezas y unas tapitas hicimos lo mismo pero un poco más tarde. A dormir. Miércoles día 8.- Desayuno en el lugar, y como estaba previsto esta era la última parada de la ruta, aunque opcionalmente seguiríamos hasta el domingo día 12, no obstante Angel y Mari Carmen nos dejaron, tenían cosa que hacer en esos días. Los demás seguimos en ruta camino de Calatayud, aunque teníamos pensado ir a Cascante, no lo hicimos por precaución, el tiempo no era el propicio para ello. Llegamos a la hora de comer, aparcamiento en el Area de Autocaravanas de Calatayud, muy céntrica, pero nos dio tiempo de hacer una visita peatonal por la localidad, visitando algunas Iglesias, Plaza Mayor, Mesón de la Dolores y la Iglesia del Santo Sepulcro, majestuosa e interesante su visita. En la Alameda, empezamos a buscar donde poder comer, y encontramos muy cerca de la Iglesia del Santo Sepulcro, menú muy apetecible con varias platos de primeros y segundos, buen precio y buen servicio. Paseo por la Alameda y unos se fueron para sus autos, los demás nos quedamos a esperar que se encendieran las luces de Navidad. Para hacer hora nos fuimos a tomar café y unos digestivos. Cuando vimos las luces, salimos a dar un paseo por las calles iluminadas, muy bonito el alumbrado navideño, compramos unos paquetes de churros y después ya no nos apetecí quedarnos y nos fuimos para casa hacía frio. A dormir. Jueves día 9.- Desayuno en el lugar y salida dirección Alhama de Aragón, aunque Andrés y Milagros se fueron a visitar el Monasterio de Piedra, después nos encontraríamos, con la idea de pasar la noche allí, pero no pudo ser, nos limitamos a hacer algunas compras en casa de Jesús conocido nuestro, y visto que no había ningún bar o restaurante abierto optamos por marcharnos a Santa María de Huerta pero nos pasó lo mismo, no había nada abierto, la solución llegar a Medinaceli y allí pasar la noche, llegada y cada uno hizo lo que mejor le pareció, unos a comer en restaurante y otros en su auto. Por la tarde en Medinaceli decidimos ir a tomarnos unas cervezas y tapas al Rincón de la Villa, que Manín tuvo la gentileza de abrir el bar solamente para nosotros, era su día de descanso, lo pasamos muy bien igual que la vez anterior, nos sirvió de maravilla, estuvo con nosotros de charla, lugar recomendable y que seguro que cuando volvamos a Medinaceli ese será nuestro lugar, al igual que pasa con Valdepeñas. Después a Dormir. Viernes día 10.- Desayuno y Fernando y Ana Mari nos dejan llega su hijo de Sevilla y quieren estar en casa cuando llegue, los que quedamos decidimos irnos a Alcázar de San Juan, con parada en ruta para comer en el Pantano de Buendía, nos hizo Sandra unos espagetti al ajillo buenísimos, en Alcázar hay Area de Autocaravanas, pero está de obra el sitio, así que no colocamos en la puerta del Campo de Fútbol, frente a la Plaza de Toros, después nos enteramos que hay otro Area de pago un poco más abajo. Paseo por Alca Ázar que ya conocemos y después tomarnos unas cervezas en La Santina, que también hemos estado en otra ocasión. A dormir. Sábado día 11.- Desayuno en el lugar y partimos los que estamos dirección Baeza, menos Andrés y Milagros que se quedan para hacer unas compras. La ruta elegida es por carreteras nacionales, Vilches-Ubeda-Baeza, con parada en Ubeda llano de la feria donde sacamos nuestras sillas y mesas y allí comemos un tapeíto, ya que por la noche ha reservado Julián y Juani en el Arcediano. Quedamos ellos por la tarde/noche en la plaza de la Catedral ya que hay un espectáculo de luces y sonido con fuegos artificiales, de allí esperamos en la puerta de Arcediano a que abrieran, aunque teníamos mesa reservada pero el bar se pone lleno en un momento. Como es costumbre el tapeo, las raciones, el vino y el trato es excelente, lo pasamos genial, buen ambiente y mejor comida, unos cubatas en la discoteca y a dormir, ya que tanto Julián como Juani tienen que madrugar, están en plena campaña de la aceituna. Domingo día 12.- Desayuno en el lugar y cada uno para su casa, fin de la ruta. Una buena ruta, con el tiempo frio, pero sin nieve y en algunas ocasiones una llovizna pero no en cantidad, ha habida camaradería y todas las decisiones se han tomado en consenso, buen ambiente, se han cumplido los horarios y los sitios marcado para pernoctar. Hemos hecho la ruta: Miguel y Toñi—Angel y Mari Carmen—Enrique y Paqui—Rafael y Rafi—Manolo y Laly—Mariano y Sandra—Fernando y Ana Mari—Andrés y Milagros.
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad
Abrir chat